¿Cómo te expones a/en las Redes Sociales?

Hace un tiempo, escribí sobre la privacidad en Redes Sociales, en la necesidad de tomarse un tiempo configurándola si no queríamos tener sorpresas.

En todas las Redes, existen accesos directos para establecer el grado de privacidad que queremos tener de cara al resto del “mundo mundial”.

En relación con esto, es muy importante también la exposición en los medios sociales.
Tanto a nivel personal como de empresa, el estar presente en Redes Sociales supone una exposición permanente de cómo somos, en el primer caso y, dependiendo de los objetivos marcados, lo que queramos desarrollar de cara a nuestro público, en el segundo.

A estas alturas hay muchas empresas que aún no siguen ninguna estrategia en medios sociales, aunque por fortuna, cada vez más sí lo hacen.

¿Esto que supone?, pues que además de saber dónde están y a donde quieren llegar con su presencia en social media, las empresas serias que desarrollan planes de mk online, tienen entre otras cosas un plan de contenidos, un calendario de acciones, unos resultados que medir, un plan de crisis, etc, etc, etc.

La forma en que los sujetos (a modo personal) se exponen “a” y “en” las Redes Sociales, proyecta una imagen de cada uno que marca cómo los demás te ven…que puede o no coincidir con cómo eres en realidad, aunque en general es difícil engañar al “detector de metales” que sería nuestra pequeña audiencia diaria.

La presencia en Redes Sociales a nivel personal hay que cuidarla más si cabe que si fuéramos una empresa, nosotros mismos somos nuestra “marca” y cada vez más tanto en investigaciones de mercado como en niveles más mundanos y asépticos comercialmente hablando, hemos de ser conscientes de que esto es un Gran Hermano.
Cuidemos y sepamos que al estar en Redes Sociales:

  • Los que reciben o ven nuestros post pueden compartirlo con sus seguidores que a su vez lo compartirán con otros… (“Share”)

Por tanto pensemos: ¿Está bien configurada nuestra privacidad?, ¿Qué queremos que los demás vean? ¿Quiénes queremos que vean determinadas cosas?… es decir, punto dos:

  • Que subamos contenido que nos interesa a nosotros y a un círculo determinado de seguidores o amigos y que sólo queremos mantener un determinado tiempo o contenido de interés general para otro tipo de audiencia según en qué Red Social estemos.

Las redes sociales están para compartir, formar, enriquecer…
Al menos asegúrate de que tu “audiencia” es la adecuada, que compartes con determinadas personas contenidos que tengáis en común…segmenta incluso a los amigos y conocidos ¿Por qué no?

Esto en línea sobre todo con la privacidad, ya sabéis de nuevo el pensar “quién puede ver qué”…

El resto de cosas no tan privadas pue sí ¡para todos! Comparte de modo público conocimientos, cosas chulas, noticias, fotos…pero de medios de comunicación, de fuentes no privadas.

Ejemplo.Si estás buscando trabajo y sabes que El 80% de los responsables de recursos humanos reconoce haber consultado la actividad en redes sociales de los candidatos a las ofertas de empleo… salvo que busques trabajo como catador de vino o cerveza…no pongas en “abierto” para todos las fotos del último “bolingazo” que te pillastes con tus colegas del insti o falcutad…

  • Al igual que las empresas tienen un plan de crisis… Existen casos en los que lo que compartas en Redes Sociales, no guste a la gente y recibas críticas.

Pensemos: ¿Estamos preparados para que a los demás no les guste lo que escribimos o compartimos?, ¿Cómo reaccionaremos ante estas situaciones de mini-crisis?…

Hace poco un “gurú” de esto del management social…se quejaba en su blog de varias cosas, entre ellas de su servicio de hosting, de un posible hacker en su blog…el tal hacker era una persona que hizo un comentario negativo sobre uno de sus post.

Pues a ver básicamente Internet 2.0 es eso: hablar y sobre todo escuchar.
Como no tenemos la verdad absoluta de nada, está bien escuchar para aprender y sobre todo aceptar las críticas ya que  suelen ser un foco fundamental de aprendizaje, tanto como los errores.

  • Que se apropien de pensamientos, dibujos, contenido multimedia, trabajos propios y no se haga mención al verdadero autor (tú)

Ya se sabe, la primera norma de los Social Media al compartir: siempre citar las fuentes, incluso si compartes de un amigo, cítale. Hace ilusión y además el mérito de localizar o crear ese contenido ha sido suyo.
Pensemos: ¿Nos molesta compartir algo sin esperar nada a cambio o necesitamos el continuo agradecimiento y loa? ¿Hasta qué punto somos egocéntricos o generosos?

 

  • Que nuestra actividad en redes sociales sea coherente con nuestra formar de pensar, no dejarnos llevar por las modas o acontecimientos masivos, nuestro discurso tal cual somos. Llegamos a las personas conocidas tanto como a las que no conocemos directamente (igual que las marcas), cuando nuestro contenido es interesante, pero sobre todo sincero, real y coherente con cómo somos. Los que nos conocen lo saben, pero a veces hablas para otros que no tienen por qué saberlo.

 

 

Sobre todo piensa en cómo te expones a las Redes Sociales, cómo expones tu verdadera privacidad porque esa actividad queda ahí, y con tan sólo un “me gusta”, un retuit, un comentario, estás definiendo (de manera consciente o inconsciente) cómo eres realmente.
Se puede leer entrelíneas si eres perverso…y los anunciantes lo son a veces, sobre todo cuando nos investigan.

Me encanta este post de marketing directo sobre tipos de usuarios que las marcas pueden encontrar en las redes…¿qué tipo serías tú?

Aurora Gonzalez

Publicista. Especializada en Comunicación Corporativa, Marketing Online y Redes Sociales.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies