Social en Global. #Social Business

Aún hoy en día en numerosas empresas se duda de si incorporar o no planes de Social Business.
Las razones principales son el desconocimiento aún latente de la capacidad de los nuevos medios sociales para llevar a cabo un retorno de la inversión de modo exitoso.

Para desarrollar un programa de Social Business es necesario:

  1. Que los directivos se impliquen con los modelos de gestión basados en plataformas sociales
  2. Que se generen indicadores de medición adecuados  a cada área, que permitan evaluar la rentabilidad en acciones de Social Media.
  3. Un plan adecuado de Social Business además ha de generar un valor añadido respecto del resto de comunicaciones de la competencia, por ello la relación con los clientes y la presentación de innovación constante, serán bases de una buena diferenciación.
  4. De parte de la empresa hacia dentro, una adecuada cesión de información entre sus miembros, será fundamental para la implicación de sus componentes en tal proyecto.
  5. Asignación adecuada de recursos humanos y financieros que permitan desarrollar la estrategia de S.B.

Uno de los planteamientos más importantes, será a demás tener en cuenta que todo plan de Social Business va a implicar cambios en los modelos de negocio, en la propia estructura organizativa y en la forma en que se interactuará  tanto con empleados como con clientes.

Ésta gestión del cambio, se basa en varias etapas:

  1. Planificar, pero sobre todo, escuchar para aprender… ¿Qué, cómo…?
  2. Mostrar la presencia activa en los medios sociales, generando contenidos, estableciendo las métricas según los objetivos…
  3. Implicarse mediante el diálogo, creando comunidades, implicando a los empleados, previniendo crisis…
  4. Centralizar en un departamento experto las estrategias en Social Media y otros procesos de la compañía. En este departamento o Centro de Excelencia (CdE), se define una estrategia conjunta y se especifican las responsabilidades de cada área.
  5. Definir las estrategias de cada unidad de negocio, con sus sistemas de medición y un pequeño CdE departamental.
  6. Una vez la filosofía social está plenamente integrada y asumida, la estrategia de negocio será común, y por tanto los CdE dejan de ser necesarios. El Social Business pasará a ser transversal dentro de la organización.

Por último, en esta breve introducción, para que el plan en S.B  funcione, la empresa ha de tener una visión a largo plazo, un programa estratégico bien definido, el apoyo de la Dirección, formar a los empleados adecuadamente y escoger la tecnología adecuada.

Fte. El libro del Social Business. Stephan Fuetterer

Aurora Gonzalez

Publicista. Especializada en Comunicación Corporativa, Marketing Online y Redes Sociales.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *